domingo, 16 de marzo de 2014

Horario de las clases teóricas y de trabajos prácticos 2014. Cronograma de evaluaciones

Ciclo lectivo 2014

Horario de las clases teóricas:
Miércoles 14 a 18 horas - Aula 206
Jueves 11 a 13 horas      - Aula 204

Horario de clases de trabajos prácticos:
Martes 12 a 14 horas      - Aula 206

Evaluaciones:
Primer parcial teórico - Jueves 24 de abril, 11 a 13 hs.
Recuperatorio del primer parcial teórico - Miércoles 7 de mayo, 14 a 16 hs.

Segundo parcial teórico - Jueves 05 de junio, 11 a 13 hs.
Recuperatorio del primer parcial teórico - Miércoles 25 de junio, 14 a 16 hs.

Primer trabajo práctico - Martes 28 de abril, 12 hs.
Segundo trabajo práctico - Martes 10 de junio, 12 hs.
Entrega final del segundo trabajo práctico - Martes 17 de junio, 12 hs.


jueves, 31 de enero de 2013

La literatura

A continuación se transcriben una serie de perspectivas que, de manera diversa, se acercan al concepto de literatura. Fueron tomadas al azar de revistas, suplementos culturales y libros de críticos y escritores de diferentes épocas y latitudes. El objetivo es generar un primer acercamiento a la reflexión acerca de qué es esa cosa llamada “literatura”:

1)- La palabra literatura proviene del término latino litterae, que hace referencia al conjunto de saberes para escribir y leer bien. El concepto está relacionado con el arte de la gramática, la retórica y la poética. Para el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), la literatura es el arte que emplea como medio de expresión una lengua. También se utiliza el término para definir al conjunto de las producciones literarias de una nación, de una época o de un género (como la literatura persa, por ejemplo) y al conjunto de obras que tratan sobre un arte o una ciencia (literatura deportiva, literatura jurídica, etc.).


2)- El objeto de la ciencia literaria no es la literatura sino la literaturidad (literaturnost), es decir, lo que hace que una obra dada sea una obra literaria. Si los estudios literarios quieren convertirse en una ciencia han de reconocer el procedimiento (priem) como su “personaje” único. Después, la pregunta principal es la de la aplicación, la de la justificación del procedimiento.

Roman Jakobson citado por Tzvetan Todorov


3)- En el mundo de la narración, una cuestión que me parece importante señalar es el tipo de voz que tiene el narrador, sea un personaje real, un personaje interno de la trama o alguien que cuenta esa historia; eso podría entenderse como una persistencia. Es algo que la literatura nos da: la sensación de una voz interna que nos ayuda a comprender lo que se está narrando de una manera distinta a como se comprende un relato audiovisual, se trate de un filme o de imágenes que se superponen en cualquier formato. Esa relación entre el lenguaje y los tonos del lenguaje es algo que la literatura practica y modula de una manera única. Por otra parte, la literatura por su propia dinámica tiende a pensar más en lo que no existe. Se adapta a los cambios y se adapta de una manera muy fluida a los formatos, a las técnicas, a todo lo que está renovando. Pero al mismo tiempo, puede incorporar un debate, una discusión o una visión que tiene el aire de una pausa en medio de un rumor rápido.

Fragmento de entrevista a Ricardo Piglia (Ñ, febrero de 2012)


4)- Creo que ese desasosiego, ese malestar, ese espíritu crítico es siempre un motor de cambio, de reforma, de progreso. La literatura contribuye a la formación de buenos ciudadanos. La literatura es un arma magnífica, no sólo para enriquecer nuestra imaginación y nuestra sensibilidad, sino para actuar de una manera creativa en el mundo en que vivimos. Que haya una reacción muy violenta contra el sistema es comprensible, y ojalá eso se vuelva creatividad y contribuya a reformar el sistema y no a destruirlo.

Mario Vargas Llosa, declaraciones a la agencia Efe poco después de haber recibido el Nóbel.


5)- Las opiniones que mantienen que la teoría literaria debería centrarse exclusivamente en el «texto literario» son injustificadas e ideológicas: no sólo son importantes las estructuras del texto literario, sino también sus funciones, así como las condiciones de producción, elaboración, recepción, etc., tal como son investigadas en estudios psicológicos, sociológicos, antropológicos e históricos. En una teoría de este tipo tiene su lugar adecuado una consideración pragmática de la literatura. Se parte del supuesto de que en la comunicación literaria no sólo tenemos un texto, sino de que la producción (y la interpretación) de dicho texto son acciones sociales.

Teun van Dijk, La pragmática de la comunicación literaria


6)- De esta manera se desvela el sentido total de la escritura: un texto está formado por escrituras múltiples, procedentes de varias culturas y que, unas con otras, establecen un diálogo, una parodia, un cuestionamiento; pero existe un lugar en el que se recoge toda esa multiplicidad, y ese lugar no es el autor, como hasta hoy se ha dicho, sino el lector: el lector es el espacio mismo en que se inscriben, sin que se pierda ni una, todas las citas que constituyen una escritura; la unidad del texto no está en su origen, sino en su destino, pero este destino ya no puede seguir siendo personal: el lector es un hombre sin historia, sin biografía, sin psicología; él es tan sólo ese alguien que mantiene reunidas en un mismo campo todas las huellas que constituyen el escrito.

Roland Barthes, “La muerte del autor”


7)- Cualquier cosa puede ser literatura, y cualquier cosa que inalterable e incuestionablemente se considera literatura -Shakespeare, pongamos por caso- puede dejar de ser literatura. [...] Si no se puede considerar a la literatura como categoría descriptiva “objetiva”, tampoco puede decirse que la literatura no pasa de ser lo que la gente caprichosamente decide llamar literatura. Así, lo que hasta ahora se ha descubierto no se reduce a ver que la literatura no existe en el mismo sentido en que puede decirse que los insectos existen, y que los juicios de valor se relacionan estrechamente con las ideologías sociales. En última instancia no se refieren exclusivamente a lo que le gusta en particular a un individuo, sino lo que conciben ciertos grupos sociales y mediante lo cual ejercen poder sobre otros y lo conservan.

Terry Eagleton, Una introducción a la teoría literaria


8)- El contraste en la actitud humana fundamental no puede pasar desapercibido: allí la actitud de distancia observadora frente a la impresión objetiva; aquí, la entrega del poeta a la esencia de las cosas; allí, la captación animadora de la forma rigurosamente estructurada, de contornos sólidos; aquí, una sensitiva inmersión en los más leves movimientos, en las más tenues vibraciones, en las más delicadas ramificaciones de este proceso objetivo; allí, el enfrentamiento del objeto espiritualmentc significativo y de la percepción consciente y reflexiva; aquí, la fusión con la vida del objeto; allí, el presentimiento del símbolo en el enunciado de las cosas; aquí, el hablar desde las cosas mismas y partiendo de ella.

Rainer María Rilke citado por Wolfgang Kayser


9)- ¿Qué intenta el arte sino mostrar en la naturaleza y en el espíritu, fuera de nosotros y en nosotros, cosas que impresionan explícitamente nuestros sentidos y nuestra conciencia? El poeta y el novelista que expresan un estado de alma no lo crean por entero; no lo comprenderíamos si nosotros no observáramos en nuestro propio interior, hasta cierto punto, lo que ellos nos dicen de los demás. A medida que nos hablan se nos revelan matices de la emoción y del pensamiento que pudieran haber sido representados en nosotros hace tiempo, pero que permanecían invisibles: como la imagen fotográfica que no se ha sumergido aún en el baño que la revelará. El poeta es ese revelador.

Henri Bergson, La energía espiritual


10)- El modo de ser de la literatura tiene algo peculiar e incomparable, y plantea una tarea muy específica a su transformación en comprensión [...] Por eso, la capacidad de lectura, que es la de entenderse con lo escrito, es como un arte secreto [...] En él parecen cancelados el espacio y el tiempo. [...] Cuando se trata de hermenéutica literaria, se trata primariamente de la esencia de la lectura. Por mucho que se reconozca la primacía de la palabra viva, la originalidad del lenguaje que está vivo en la conversación, lo cierto es que la lectura remite a un ámbito más vasto. Así se justifica el concepto amplio de literatura. Se trata de una «lectura» en el sentido «eminente» del término. [...] En realidad la lectura es la forma efectiva de todo encuentro con el arte.

Hans Gadamer, Verdad y método II


11)- A menudo pisamos los valles de Castalia
     y de antiguas cañas oímos la música silvana,
     ignorada del común de las gentes;
e hicimos nuestra barca a la mar
que Musas tienen por imperio suyo,
     y aramos libres surcos por ola y por espuma,
     y hacia lar más seguro no izamos reacias velas
hasta bien rebosar nuestro navío.
De tales despojados tesoros algo queda:
     la pasión de Sordello y el verso de miel
del joven Endimión; altivo Tamerlán
     portando sus jades tan cuidados, y, más aún,
     las siete visiones del Florentino.
Y del Milton severo, solemnes armonías.

Oscar Wilde, “Amor intelectualis” (versión de E. Caracciolo Trejo)


12)- El libro (En la pausa) trata de un personaje que se convierte en lector en unas circunstancias poco propicias para ello. Hay un recorrido similar al pasar de lector a escritor. Habla de la búsqueda de un lugar de protección del personaje, que en realidad no es muy apto para la velocidad a la que corren la sociedad y la vida. La literatura es un lugar de lentitud; es buscar un tiempo para la lectura, pero alejado porque la lectura es un acto de resistencia.

Fragmento de entrevista a Diego Meret, escritor argentino (Morón, 1977)

●La primera tarea es leer los fragmentos detenidamente y marcar aquellas palabras u oraciones que se estimen más significativas en cada uno de ellos. A los ítems se deberá agregar también un comentario sobre la ilustración seguramente ya vista que, con toda intencionalidad, acompaña esta sección.

●En segundo lugar, pensando en una tarea que se desarrolla en el aula, los estudiantes deberán dividirse en grupos de entre tres o cuatro personas y debatir cada una de las definiciones durante un tiempo no mayor a los siete o diez minutos para cada caso. Cada grupo designara a un miembro que será el encargado de tomar un mínimo apunte de las conclusiones (o no) a las que se arribe.

●Si el trabajo avanza según el plazo previsto, el profesor esperará hasta el final para encarar la puesta en común; en caso de que suceda lo contrario, podrá interrumpirse la tarea una vez que se hayan discutido cuatro o cinco de los fragmentos, para después retomarla.

●La síntesis rápida de lo que se discuta será volcada en el pizarrón tratando de enfatizar los “polos de atracción” que subyacen a los pequeños textos, y que se pueden convertir en un listado de palabras: por ejemplo, lector.

●Finalmente quedará planteadas dos tares para la clase o reunión siguiente:

-En primer lugar, cada alumno deberá sumar un nuevo fragmento al listado. El ejemplo debe ser breve (no más de media docena renglones), y el estudiante explicará de dónde lo ha seleccionado y cuál es, según su juicio, el valor del mismo y con cuáles de las definiciones ya vistas se puede relacionar.

-En segundo lugar, los estudiantes deberán entregar un escrito de una carilla de extensión (unos 35 renglones), que lleve por título La literatura y se alimente de una síntesis o balance de lo discutido en la clase. Es importante indicar que el texto debe ser coherente y autónomo, no una ristra de citas de los autores vistos, por esa razón se aconseja que no se mencione directamente a ninguno de ellos y que el trabajo se centre en el ordenamiento y la organización de los aspectos conceptuales puestos en juego.

Otro ejercicio introductorio puede encontrarse aquí.

viernes, 4 de febrero de 2011

A manera de prólogo y advertencia

Hace ya mucho tiempo, casi parece que desde siempre, los estudiantes y profesores de las universidades nos hemos visto obligados -por diversos motivos, algunos de ellos obvios- al recurso de las fotocopias. Que debamos hacerlo no implica que no se reconozca que su utilización encierra un deterioro del quehacer educativo, y la afirmación no pretende tener ningún tono moral.
El fotocopiado significa atesorar copias borrosas que a veces en cuestión de semanas se vuelven literalmente invisibles, advertir que faltan páginas o alguna fue invertida en el ordenamiento, no poseer bien los datos del autor o la obra correspondiente además de otra información paratextual, como a qué colección pertenece el artículo y qué otros escritos forman parte de la misma, qué diferentes ensayos complementarios ha publicado quien firma y decenas de etcéteras por el estilo. En fin, todos ellos datos imprescindibles para la formación; y esto sin mencionar las obvias ventajas que supone un libro para su transporte o para ser clasificado en uno de los estantes que todo universitario debería ir llenando a medida que transcurre su carrera.


De modo que el consejo sigue siendo: consigámosnos los libros. Hay muchos de ellos dando vuelta en las ofertas, hay que animarse a revolver un rato; y bien vale la pena ahorrar para comprar aquellos que son claves de nuestra disciplina. Vayamos a la biblioteca: en las instalaciones del subsuelo están los volúmenes que requieren las bibliografías de las materias, y habrá que seguir insistiendo para que a la brevedad se sumen aquellos que faltan.
Todo esto se enfatiza con respecto a este blog, cuya función no es volver más “cómoda” la cursada de Teoría y análisis literario I, sino la de aprovechar una herramienta gratuita y al alcance de la mano de la mayoría de aquellos alumnos que puedan tener problemas para acceder al material de lectura obligatoria. De manera complementaria, de a poco y para estimular la ejercitación, se irán agregando modelos de las consignas de parciales y exámenes finales y otros escritos complementarios.

viernes, 31 de diciembre de 2010

Programa de la materia

Universidad Nacional de La Pampa
Facultad de Ciencias Humanas
Carrera de Letras

CARRERAS:
PROFESORADO EN LETRAS
LICENCIATURA EN LETRAS
PLANES 2009-2011


ASIGNATURAS:
TEORÍA Y ANÁLISIS LITERARIO -Plan 2009-
TEORÍA Y ANÁLISIS LITERARIO I -Planes 2011/2003/1998-



PROFESOR TITULAR:
JORGE WARLEY

AUXILIAR DOCENTE:
PROF. DANIEL PELLEGRINO

Régimen: cuatrimestral
Crédito horario: seis horas semanales
Promoción con examen final - Libres

Año académico: 2012



Fundamentación

La Teoría de la Literatura es una de las puertas de acceso fundamentales para el estudiante de Letras, dado que esta disciplina debe dotarlo de las armas conceptuales esenciales para que encare el desarrollo de su carrera de una manera meditada y crítica. Esto es: la teoría literaria debe capacitarlo para que sea capaz de juzgar luego el modo en que se constituye el plan de estudios de cada materia específica, los autores y obras específicos de tal o cual materia, las perspectivas de estudio utilizada en cada diferente situación, etc. Tal es el cometido con que se han seleccionado los contenidos para este programa así como las perspectivas para su abordaje.
Se trata precisamente de poner a los estudiantes cara a cara con el interrogante de qué es la literatura y la certidumbre de que la respuesta a tal pregunta no puede ser respondida de una vez y para siempre, de manera esencialista, sino de advertir cómo las diferentes épocas, corrientes estéticas y corrientes de investigación -fundamentalmente del siglo XX- han tentado afirmaciones diversas, pero siempre fundamentadas con firmeza y en relación con cierta estructura valorativa y disciplinaria.
Iniciar al estudiante en ese recorrido de épocas, escuelas, géneros y autores es uno de los objetivos más importantes que la materia se plantea.
Otro tanto puede decirse con respecto al análisis literario. Esa paciente tarea de descomponer un texto literario para estudiar con detenimiento y en profundidad cada uno de sus componentes es una labor que usualmente es desestimada en la escuela media, que orienta a los alumnos más en la dirección del reconocimiento de ciertas propiedades genéricas básicas u observaciones generales sobre los contenidos. De lo que se trata, entonces, parafraseando a Roland Barthes, es de que los estudiantes vayan desarrollando un “olfato analítico” que les permita, con el paso de los años y las materias, avanzar hacia una capacidad de fundamentación sólida de cada juicio emitido.
Por el camino del análisis y la interpretación otro de los cometidos importantes “desborda”, siguiendo la inercia del propio estudio, el campo de la teoría y la crítica literaria hacia el territorio interdisciplinario que envuelve al conjunto de las ciencias sociales. Como palabra, texto o discurso el poema, la novela y el ensayo se integran al universo mayor de las palabras, los textos y los discursos sociales.



Objetivos

-Que el alumno incorpore conceptos específicos de teoría literaria.
-Que el alumno adquiera vocabulario y técnicas analíticas propias de la materia.
-Que el alumno adquiera la capacidad de aplicar conceptos teóricos al análisis de casos concretos. Del mismo modo, el alumno deberá ir incorporando la dimensión interdisciplinaria que liga a la teoría literaria con el conjunto de las ciencias sociales.



Contenidos analíticos

1.
La teoría literaria en el mapa de las ciencias sociales contemporáneas. Discursos sociales y uso literario de la lengua. ¿Qué es literatura? Lo literario como un a prori, lo literario como una construcción social. En torno a los conceptos de obra, época, corriente, escuela, autor, lector. La cuestión del canon.
¿Qué es teoría literaria? La problemática de su definición. La delimitación y contaminación entre conceptos cercanos: teoría, crítica, análisis. La cuestión de la conformación del objeto de estudio. El objeto como dado o como objeto teórico. En torno al enfoque metodológico. Teoría y ciencia. Paradigma específico e interdisciplinariedad.

2.
Literatura y poética, literatura y retórica. Diferentes perspectivas: semiológica, sociológica, psicoanalítica, institucional. Teoría, crítica y análisis literario.
Las visiones de la literatura a lo largo de la historia. Desde las poéticas de la Antigüedad (Aristóteles, Horacio) hasta la modernidad de los románticos y las vanguardias. tendencias "objetivas" y "subjetivas" en la consideración del arte y la literatura.
El problema de los géneros. Drama, épica y lírica. Novela y cuento.

3.
Literatura y sociedad; literatura y cultura; literatura y discursos sociales. El debate general acerca de la autonomía del fenómeno literario. Literatura e historia; literatura e ideología: literatura y política.
El formalismo ruso. La utopía de una ciencia de la literatura. El concepto de literaturnost. Lengua poética y lengua cotidiana.


Bibliografía obligatoria

AA. VV., Teoría de la literatura de los formalistas rusos, México, Siglo XXI, 1970, edición preparada y presentada por Tzvetan Todorov. Artículos: B. Eichenbaum, "La teoría del 'método formal'"; V. Sklovski, "El arte como artificio"; R. Jakobson, "Sobre el realismo artístico"; V. V. Vinogradov, "Sobre la tarea de la estilística"; J. Tinianov, "La noción de construcción"; J. Tinianov, "Sobre la evolución literaria"; y J. Tinianov y R. Jakobson, "Problemas de los estudios literarios y lingüísticos".
Bajtín, Mijaíl, “Epopeya y novela (Acerca de la metodología del análisis novelístico)”, en Teoría y estética de la novela, Madrid, Taurus, 1989, pp. 449-486.
Barthes, Roland, “La muerte del autor”, en El susurro del lenguaje. Más allá de la palabra y la escritura, Barcelona, Paidós, 1984, traducción de C. Fernández Medrano. (Publicado originalmente en la revista Manteia, volumen 5, París, 1968.)
Barthes, Roland, “De la obra al texto”, en El susurro del lenguaje, ob. cit.
Barthes, Roland, S/Z, México, Siglo XXI, 1996.
Borges, Jorge Luis, Ficciones El Aleph, diversas ediciones.
Bourdieu, Pierre, “Campo intelectual y proyecto creador”, en Problemas del estructuralismo, México, Siglo XXI, 1966.
Cortázar, Julio, Final del juego, Buenos Aires, Sudamericana, 1965.
Culler, Jonathan, "La literaturidad", en Marc Angenot y otros, Teoría literaria, México, Siglo XXI, 1993.
Erlich, Víctor, El formalismo ruso, Barcelona, Seix-Barral, 1974. Capítulos 1 y 2.
Goethe, J.W., La serpiente verde. Un cuento, Barcelona, Herder, 1999, incluye “Comentario” de Angela Ackermann.
Jakobson, Roman, "Lingüística y poética", en Ensayos de lingüística general, Barcelona, Seix-Barral, 1977.
Lukács, George, "¿Narrar o describir?" y "¿Franz Kafka o Thomas Mann?", en Problemas del realismo, México, FCE, 1966.
Mukarovsky, Jan, “El arte como hecho semiológico”, “Función, norma y valor estéticos como hechos sociales” y “Dos estudios sobre la denominación poética”, en Escritos de estética y semiótica del arte, Barcelona, Gustavo Gili, 1977.
Robin, Régine, "Acerca de la incertidumbre de la noción de literatura", en Marc Angenot y otros, Teoría literaria, México, Siglo XXI, 1993.
Warley, Jorge, El cuento. Mínima introducción a su descripción, definición y análisis, Universidad Nacional de La Pampa, Facultad de Ciencias Humanas, Cátedra de Teoría y análisis literario I, Textos universitarios/1, marzo de 2007.
Warley, Jorge, Narrador y perspectivas de la narración (desde su formulación clásica hasta la literatura posautónoma), Santa Rosa, Universidad Nacional de La Pampa, Facultad de Ciencias Humanas, Carrera de Letras, Cátedra de Teoría y análisis literario I, volumen 3, Textos Universitarios, 2008.
Warley, Jorge, Jurij Lotman. La semiótica de la cultura. Santa Rosa, Universidad Nacional de La Pampa, Facultad de Ciencias Humanas, Carrera de Letras, Seminario sobre Semiótica de los Medios, volumen 2, Textos Universitarios, 2009.
Warley, Jorge y otros, Posestructuralismo y teoría de la deconstrucción en los estudios literarios. Santa Rosa, Universidad Nacional de La Pampa, Facultad de Ciencias Humanas, Carrera de Letras, Cátedra de Teoría y análisis literario I, volumen 4, Textos Universitarios, 2008.
Warley, Jorge y otros, El “tema de la expresión”. Santa Rosa, Universidad Nacional de La Pampa, Facultad de Ciencias Humanas, Carrera de Letras, Cátedra de Teoría y análisis literario I, volumen 4, Textos Universitarios, 2009.
Williams, Raymond, “Segunda parte, Teoría cultural: capítulo 7: Tradiciones, instituciones y formaciones”, y “Capítulo 8: Dominante, residual y emergente”, Marxismo y literatura, Barcelona, Península, 1980.


MODALIDADES Y ORGANIZACIÓN DE LOS SISTEMAS DE PROMOCIÓN

Sistema de promoción

Con examen final – Libres.

Requisitos

Asistencia a clases teóricas y prácticas: 75%.
Exámenes parciales: 2.
Trabajos prácticos: 2.

Los alumnos regulares perderán su condición de tales si incurrieran en más del 25% de inasistencias o si desaprobaran el parcial y los trabajos prácticos. La nota de aprobación de los trabajos prácticos será 4 (cuatro) y podrán promediarse entre sí. La nota de aprobación de los parciales también será 4 (cuatro). Los dos parciales teóricos tendrán sus respectivos recuperatorios.
En el caso de que los trabajos prácticos que se entreguen fueran deficientes serán reelaborados siguiendo las indicaciones del docente y entregados en la fecha que él fije.
Los alumnos libres rendirán su examen final sobre el mismo programa y con las mismas indicaciones que se han realizado para los alumnos regulares. En este caso, el final constará inicialmente de una parte escrita que deberá ser aprobada para acceder a la evaluación oral.
Los alumnos que se presenten como libres deberán incorporar a las lecturas obligatorias el libro de Roland Barthes, S/Z y el artículo de Theodor Adorno "El artista como lugarteniente".

Requisitos para rendir el examen final

Los requisitos centrales que deben cumplimentar los estudiantes en condición de regulares para rendir el examen final de Teoría y análisis literario I son dos.

En primer lugar, deben preparar un texto no incluido dentro de las lecturas obligatorias de la materia. Dicho texto puede ser un artículo que forme parte de una revista o el capítulo de un libro, o un libro completo. Puede tratarse de otro ensayo de alguno de los autores vistos en clase o alguno perteneciente a otro investigador. El texto seleccionado, por supuesto, debe versar sobre una problemática propia de la teoría y el análisis literarios, y el estudiante, en consecuencia, debe estar en condiciones de fundamentar su elección. El día del examen final el estudiante dedicará los quince o veinte minutos iniciales del mismo a exponer el texto seleccionado, tarea para la cual podrá valerse del propio escrito, un apunte ayuda-memoria, un resumen o el material que considere necesario para guiar su exposición. Debe estar preparado, además, a contestar las preguntas que se le harán en cuanto a la relación que pueda establecerse entre el ejemplo elegido y aquellos temas y problemas abordados en la cursada, es decir los contenidos en el conjunto de la bibliografía obligatoria. Se aconseja a los estudiantes que, si no están seguros de la pertinencia del texto que han seleccionado lo consulten con el profesor antes de presentarse al examen.


En segundo lugar deben incorporar la lectura de S/Z de Roland Barthes de manera completa. El volumen en cuestión se encuentra en la biblioteca y en este mismo blog se brinda su referencia electrónica. S/Z no forma parte de los libros que se tratan en las clases, más allá de algunas referencias generales; se aconseja a los estudiantes, por lo tanto, que lo vayan leyendo a lo largo de la cursada y que utilicen los espacios de consulta para que el docente pueda ayudarlos con las dudas o dificultades que se presenten. Los alumnos que rindan la materia como libres también deben tener leído este libro.


Dos buenas obras de consulta pertenecientes al inglés Terry Eagleton, Ideología. Una introducción (Barcelona, Paidós, 1997) y Una introducción a la teoría literaria (México, Fondo de cultura económica, 1988) se ofrecen aquí y aquí.




Un interesante manual de introducción a la disciplina se llama Elementos para una teoría del texto literario (Barcelona, Crítica Grijalbo, 1978) y pertenece al argentino Walter Mignolo. Puede consultarse completo aquí.


Teoría de la literatura de los formalistas rusos

Jakobson, Roman, Iuri Tinianov, Boris Eichembaum, Ossip Brik, Viktor Shklovsky, Viktor Vinogradov, Boris Tomashevsky y Vladimir Propp, Teoría de la literatura de los formalistas rusos, antología preparada y presentada por Tzvetan Todorov, México, Siglo XXI, 1970.


El índice en su totalidad, el prólogo que firma Roman Jakobson llamado “Hacia una ciencia del arte poético”, la “Presentación” de Tzvetan Todorov y el artículo inicial de Boris Eichembaum, “La teoría del ‘método formal’” casi completo pueden leerse aquí.


A continuación dejamos cuestionarios-guía con el objetivo de ayudar a la comprensión y el ordenamiento de los conceptos centrales de los tres apartados mencionados.

Roman Jakobson, “Hacia una ciencia del arte poético”

●Ubicar la escuela denominada “formalismo ruso” temporalmente y en cuanto a las instituciones que cobijaron a sus investigadores.
●¿En qué se diferencia la búsqueda de los formalistas de la lingüística tradicional?
●¿Qué dificultad e imprecisiones convoca el término “formalismo”?
●¿Qué quiere decir Jakobson cuando indica que los formalistas rusos buscaban destacar el carácter “finalista” del lenguaje literario?
●¿Por qué molestan a Jakobson aquellas que designa como boutades (salidas, desplantes)?
●¿Con qué fin menciona Jakobson a poetas como Vladimir Maiakovski y Boris Pasternak, entre otros?

Tzvetan Todorov, “Presentación”

●¿Qué descendencia fija Todorov para el pensamiento formalista?
●¿Qué relaciones establece con otras disciplinas? ¿Por qué? (Si no hay mínima claridad sobre los alcances de estética y antropología habrá que buscar mínima información al respecto.)
●De acuerdo con Todorov, ¿cómo se demuestra la actualidad de la perspectiva de Víctor Sklovski?
●¿Por qué califica de “positivismo ingenuo” la postura formalista?
●¿Cuáles son los formalistas que Todorov destaca, por qué lo hace y a cuál parece privilegiar especialmente? ¿Por qué?
●¿Qué observaciones hace sobre el concepto de “función”?
●En un momento Todorov se pregunta: “¿tienen un valor particular las teorías del formalismo?” ¿Cómo contesta su propia interrogación?
●¿Cuáles son los puntos flojos que Todorov encuentra en su antología para que se tenga una imagen certera del formalismo ruso?

Boris Eichenbaum, “La teoría del ‘método formal’”

●¿Se puede establecer una relación entre el epígrafe del artículo de Eichenbaum y las afirmaciones de Todorov?
●De acuerdo con Eichenbaum, ¿el método es el problema central del pensamiento de los formalistas? ¿Por qué?
●¿Por qué afirma que “la finalidad de este artículo es polémica”?
●¿Cuántas partes constituyen el ensayo de Eichenbaum? Numérelas y coloque al lado el tema central de cada una de ellas sintetizado en un par de palabras.
I: …………………………
II: ………
●¿Por qué indica Eichenbaum que en el campo de los estudios literarios en el momento de aparición de los formalistas era más interesante el periodismo que la universidad?
●¿En qué sentido los formalistas encarnan un espíritu revolucionario?
●¿Qué relación establece Eichembaum entre formalismo y simbolismo?
●¿Por qué plantear que el objeto de la ciencia literaria no es la literatura sino la literaturidad (literaturnost) marca la diferencia de los formalistas con todos los acercamientos anteriores al fenómeno literario?
●¿Qué simple confrontación constituyó el origen de la metodología formalista?
●¿El formalismo se toca con la lingüística en su trabajo? ¿Por qué?
●¿Cuál es la importancia de la cita de Yakubinski?
●¿Cuál es la importancia de los experimentos “transracionales” de los poetas futuristas?
●¿Cuál es la importancia de la cita de Brik?
●¿Cuál es la tesis que Shklovski sostiene en “La resurrección de la palabra”?
●“La noción de forma obtiene un sentido nuevo.” Explicar esta afirmación de Eichenbaum.
●¿Qué importancia se asigna al artículo “El arte como artificio”?
●¿Qué importancia tiene al artículo “Potebnia” de Shklovski?
●¿Por qué razón los formalistas atacaban los presupuestos teóricos de Veselovski?
●Explicar los aspectos centrales de la lectura del Quijote que impulsa Shklovski.
●Explicar de qué modo los formalistas encararon el análisis de la poesía y de qué manera buscaron superar la contraposición forma/contenido.



Víktor Shklovski, El arte como artificio

Víktor Borísovich Shklovski (1893-1984) fue un crítico y escritor ruso; integró la OPOIAZ (Sociedad de Estudio Poéticos) de San Petersburgo, una de las fuentes más importantes que nutrió el llamado “formalismo ruso”, además de formar parte de la vanguardia estética que, al filo de la revolución bolchevique, sacudió las grandes ciudades.


Probablemente su fogoso escrito “El arte como artificio” es el que le haya dado mayor celebridad. El escrito puede ser bajado en formato PDF para ser leído libremente desde esta página.


Cuestionario/guía:

●Explicar en qué consiste la crítica que el autor realiza a las definiciones de Aleksandr Potebnia, filólogo ucraniano nacido en 1835 y muerto en 1891.
●¿Cuál es el objetivo central de esas críticas? ¿Qué es lo que Shklovski busca establecer? ¿Se puede estimar que esta búsqueda es fundamental para la teoría formalista?
●La cuestión de la percepción, ¿es un tema destacado del artículo o no? ¿Pueden ligarse esas ideas con una suerte de anticipo de lo que se conocerá como “estética de la recepción”? Explicar. En este punto, ¿puede indicarse alguna contradicción con lo que se consideran ejes del pensamiento formalista? ¿Por qué?
●¿Qué es la ostranienie? Explicar y detallar algunos de los procedimientos literarios que permiten obtener tal efecto estético.
●Señalar alguno de los ejemplos que brinda Shklovski de este procedimiento. Agregar ahora un “caso” que surja de la propia experiencia de lectura. ¿Se podría sumar algún ejemplo que no sea literario?
●Eichenbaum sostiene en su historia del movimiento que “El arte como artificio” es una suerte de manifiesto del formalismo ruso. Después de observar la fecha original de su publicación, ¿es correcta la apreciación de Eichenbaum? Explicar.
●Avanzado el artículo Shklovski ofrece una serie de ilustraciones de formas del extrañamiento o singularización tomadas de usos de la lengua cotidiana. En este punto, ¿puede indicarse alguna contradicción con lo que se consideran ejes del pensamiento formalista? ¿Por qué?
●¿Cuál es el que se puede juzgar como aspecto más flojo o discutible de los postulados en “El arte como artificio”? Quizás no convenga contestar esta última pregunta ni bien se haya concluido el artículo de Shklovski sino cuando se avance en la lectura del resto del material sobre formalismo ruso